Planeta embotellado

Publicada en El Duende en noviembre de 2010.

L a Crisis Mundial del Agua enturbia lo más transparente. Así lo demuestra la Asociación Agua, ríos y pueblos que quiere poner en la agenda pública a sus afectados. Las cifras: diez mil muertes diarias, mil cien millones de personas sin acceso a aguas de calidad, cientos de miles de desplazados por obras de presas faraónicas… Y los mil euros por metro cúbico que pagamos por una gota de agua embotellada. La misma que, como dice nuestro entrevistado, “tiene la calidad que nos ofrecería la naturaleza gratis, si fuéramos capaces de respetarla”. Pedro Arrojo (Madrid, 1951) es investigador en Economía del Agua. Doctor en Ciencias Físicas. Fundador de Nueva Cultura del Agua. Premio Goldman de Medio Ambiente.

Tú y yo ¿somos ‘acuícolas’? Obviamente sí. Suelo apostarme una cena en público con quien acepte el reto: si un día llegan extraterrestres a este planeta azul le llamarán el “Planeta Agua”.

La exposición Agua. Ríos y Pueblos se ha presentado de Zaragoza a Oslo y además se celebra de forma paralela en México. ¿Qué enseñáis? Ofrecemos en primer plano el perfil humano de los conflictos del agua haciendo visibles a los invisibles, que merecen ser conocidos, reconocidos y escuchados. También planteamos el debate a través de La Agenda Ciudadana del Agua. La exposición busca conmover conciencias, despertar inteligencias y comprometer voluntades para afrontar la Crisis Global del Agua en el mundo.

“Mil cien millones de personas no tienen garantizado el acceso a aguas potables, no por escasez física, sino por escasez de aguas de calidad”.

¿Quiénes son esos invisibles? Diez mil seres humanos mueren cada día por contaminación biológica (diarreas), pero probablemente más de otro tanto se están envenenando, sin saberlo, por ingestión de aguas contaminadas por metales pesados y otros tóxicos procedentes particularmente de la minería a cielo abierto. Mil cien millones de personas no tienen garantizado el acceso a aguas potables, no por escasez física, sino por escasez de aguas de calidad.

Preséntame al mundo: Soy una desplazada por las represas del Narmada en la India… Actualmente en construcción, esas presas suponen el desplazamiento forzado de más de 320.000 personas, en su mayoría adivasis, indígenas considerados intocables y por tanto desplazables sin más a punta de palo y fusil. Considerando impactos indirectos el número de afectados se eleva a 500.000.

Háblanos del Sertao con su gran solución: balsas individuales para la recogida de aguas pluviales. El Nordeste Brasileño es una región semiárida que se extiende por nueve estados y ocupa 974.752 km_ donde viven 22 millones de personas. Se encuentra en el límite de la habitabilidad por dificultades de acceso al agua y a la tierra. Desde la consideración del acceso al agua como un Derecho Humano, asociaciones han desarrollado programas con los que cinco millones de personas dispondrán de agua de buena calidad. Hasta la fecha ya van medio millón de cisternas pluviales construidas.

¿Cuál es el gran reto del siglo XXI? El reto es doble: hacer las paces con la naturaleza y hacer la paces en el seno de nuestras sociedades poniendo en primer plano la garantía de los Derechos Humanos y la implantación de nuevos derechos de ciudadanía global.

www.aguariosypueblos.org

Leave a Reply

Your email address will not be published.